Enlaces
Año 2026 - Otoño (Min 9°C - Max 19ºC - 21 de Julio - 21 de Septiembre)
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Silence - Élite (apertura!)
Vie Jul 31, 2015 4:00 am por Invitado

» Medianoche Priv. Sheila
Miér Jul 29, 2015 9:59 pm por Sheila Kahl

» PubliForo - Invitacion
Miér Jul 29, 2015 8:13 pm por Invitado

» Security Northwest Academy {Confirmación|Élite}
Miér Jul 29, 2015 2:15 pm por Invitado

» Fate/Corrupt Phantasm - Confirmación Élite
Mar Jul 28, 2015 8:54 am por Invitado

» Fairy Tail Fire up! || Confirmacion
Lun Jul 27, 2015 10:53 pm por Invitado

» Solicita Rol
Lun Jul 27, 2015 7:04 pm por Zetten

» Requiem of Fiore {Confirmación ~ Élite}
Lun Jul 27, 2015 11:36 am por Invitado

» ¡VOLVIMOS!
Dom Jul 26, 2015 9:11 pm por Serena Wess

STAFF



Issei | Webmaster



Serena | Administradora



Sheila | Administradora


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 19 el Sáb Ene 31, 2015 4:32 pm.
El skin fue diseñado para uso exclusivo del foro Issei City por Serena Wess quien hizo la totalidad de los códigos con la tutoria de w3schools y el FDF, créditos a los respectivos autores de las imágenes usadas en el foro las cuáles fueron sacadas principalmente de Google, Weheartit y Tumblr, su utilización nunca es con animo de lucro o apropiación. Ideas y texto por la administración.

Nicolette Beaumont {ID}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nicolette Beaumont {ID}

Mensaje por Invitado el Vie Ene 30, 2015 3:53 pm

Nicolette Beaumont


Nick/Nico | Femenino | Heterosexual | Híbrido Ángel-Shinigami | 19 Marzo 1924 | Desempleada (oficialmente) - Sicaria ocasional

Personalidad

No se ha de juzgar un libro por su portada. ¿Cierto? 

Posiblemente, si alguien se encontrara con el libro cerrado que es Nicolette, no se arriesgaría a leer más allá de la contraportada. Con el paso del tiempo  ha pasado de ser alguien independiente a convertirse en una persona verdaderamente solitaria. De respuestas breves y cortantes, aptitud taciturna y poro halagüeña en la mayoría de las ocasiones, no es alguien que cuente precisamente con un enorme grupo de fans. 

Se puede tratar con ella en términos de negocios, como desconocida o como compañera de trabajo/piso/espacio cualquiera sin demasiados problemas, pero es muy complicado que su actuar vaya más allá de la formal frialdad con que se trata a los desconocidos que uno se cruza por la calle. 

Tampoco es en exceso expresiva, bien puede estar aburrida, deprimida o de los nervios que, como mucho, la veremos rodar los ojos o fruncir el ceño. No es usual verla ruborizarse ni mostrar sus sentimientos de forma no-verbal. En este aspecto, de hecho, es bastante directa, si tiene algo que decir, lo dirá sin plantearse un solo segundo a quién o qué está diciendo realmente. Si no le gusta algo o alguien, simplemente será sincera. Posiblemente, esta desgarradora sinceridad y absoluta falta de tacto hayan ayudado bastante a la hora de granjearse una reputación de borde y marginal. 

¿Que qué hay en las páginas interiores? 

Y no, jamás nos encontraremos a una pseudo-Nico hiper-expresiva y saltarina dispuesta a repartir amor... Por los dioses, la idea es risible. 

Sin embargo, sí podríamos entrever a alguien más... Abierta. ¿Cuándo sucede esto? Si alguien de verdad se propone acercarse a la muchacha eventualmente podría pillarla con la guardia baja, lo suficiente para que deje de lado ese taciturno aire de indiferencia y superioridad que la caracteriza. Quien hiciera caso omiso de sus maneras cortantes se daría cuenta de que la joven no es todo rencor y, al contrario de lo que pueda parecer, no guarda rencor hacia todo lo que la rodea. No cuenta con la infinita bondad de su madre, no, pero muchas veces, para quienes sepan mirar, podría mostrarse esa actitud benevolente más cercana a la de un ángel que a la de un dios de la muerte.  

Pero ¿acaso está dispuesta a que nadie vea ese lado suyo? El hecho es que la última persona que pudo conocerla mínimamente, murió hace más de ochenta años. Quien se acercara lo más mínimo al mundo cerrado que es la joven, quien dijera una sola verdad acerca de ella, lo primero que conseguiría sería un soberano cabreo y una amenaza en cubierta. Quizá prefiriera dejar el libro en el estante y olvidarse de líos y problemas.
Físico

Humana

Desde el dedo meñique de su pie derecho a la las raíces de su cabello el aspecto de la muchacha es entre delicado y desgarbado. No es demasiado alta, su cuerpo es fino y sin excesivas curvas, de manera que cobra cierto aire frágil, como si fuera fácil de romper al mínimo contacto. 

Su pelo es largo, negro casi azulado y lacio, rara vez lo peina de manera complicada más allá de unas simples trenzas o coletas, a lo sumo. Su piel es clara, pero no pálida, su nariz pequeña, como hecha de porcelana, ojos grandes y oscuros, entre azulados y morados, los ojos de su padre. Sus labios de aspecto delicado y carnosos.  

Viste ropa sencilla,  principalmente porque no cuenta con presupuesto suficiente para gastárselo en trapitos, complementos innecesarios o cajas de maquillaje y sigue sin  algo que llame demasiado su atención. Dejando esto de lado, suele llevar unas gafas rojizas en su forma original pues, a pesar de que no envejece desde hace décadas, sí tiene la vista cansada (las usa para leer casi exclusivamente). Además, siempre lleva puesto un anillo plateado, herencia paterna. 
No-Humana

A pesar de encontrarse en constante debate, tanto el lado shinigami como sus raíces angelicales se encuentran equilibrados en el cuerpo de la joven. Ninguno de sus lados llega nunca a solapar al otro y, del mismo modo, ella es incapaz de acceder a una forma original completa por parte de ninguna de de las razas. Sin embargo, sí es capaz de aproximarse: 

Aproximación al Shinigami: Su cuerpo en sí mismo no varía, sin embargo, al acercarse a su lado de dios de la muerte, recibe unos ropajes parecidos a aquellos llevara su padre cuando ejercía de shinigami. El traje “ceremonial” (si es que puede llamarse así) está compuesto por una camisola blanca, una falda color lavanda y unas medias oscuras, todas las prendas estás confeccionadas con una tela muy resistente y ligera. ¿Tiene alguna utilidad? Poca, digamos que poca.

Aproximación al Angel: De su lado angelical únicamente puede acceder a sus alas. Estas no toman unaforma física propiamente dicha, sino que están formadas eminentemente de luz y energía. Si bien puede planear y alzarse unos metros con ellas de manera ocasional, no es capaz de volar como lo haría un ángel completo. Sumamente frágiles, estas alas desaparecen tan pronto como surgieron, sin dejar rastro alguno. Tan útil como la anterior, vaya.

Colisión: Al estar, como antes se señaló, tanto su parte de dios de la muerte, como su parte angelical balanceadas en su cuerpo, es inevitable que un lado y otro intervengan “tiñendo” o “cambiando” la fase ajena. Esto es, cuando Nico está en su forma pseudo-angelical, poco a poco, quien la vea observará que sus blanquecinas alas se van destiñendo, como si se oscurecieran hasta adoptar un tono grisáceo. Las alas seguirán cambiando y deformándose hasta quedar completamente trastocadas. Del mismo modo, si alguien la viera con sus ropas rituales de shinigami, podría notar, tras unos segundos, que una especie de humo grisáceo-negruzco surge de su espalda, del mismo modo que antes, este humo terminaría transformándose en unas alas oscuras e informes. Cariñosamente, la muchacha llama a este fenómeno “Alas Impuras” “Alas negras” o “Alas” a secas, cuando no está de humor.

Obviando lo "grandiosas" que puedan parecer al extenderse, al igual que sucede con sus alas angelicales, terminan teniendo un tamaño no mucho mayor de dos metros, dos metros cincuenta a lo sumo. La joven ha llegado a mantenerse en el aire durante unos minutos (2-3 post) empleando este par de alas, pero el vuelo sigue sin ser su fuerte.

¿Por qué sucede esto? ¿A qué viene este “Choque”? Al no poder mantener uno de sus lados como predominante, el otro tiende a “entrometerse” de manera constante e inevitable, a solaparse y aparecer cuando no es su turno, por así decirlo. Por ello, esta última es la más común de sus formas, pues aparece siempre.
Historia

Un simple cuento.

...Erase una vez un ángel tan bella que, de así desearlo, hubiera podido despertar la envidia entre sus semejantes. Mas no sólo contaba con una inigualable hermosura, no... Su bondad y compasión eran como un bálsamo para los que estaban a su lado, todos los seres, incluso los más oscuros demonios, parecían tener un hueco en su corazón para ella. Vivió durante siglos acompañando a las personas más necesitadas, a los afligidos, a los ancianos cercanos a su final y a los niños perdidos. 

Pero, a pesar de todo, se sentía sola.  

Un día, el camino de este ángel se cruzó con el de un ser sombrío y solitario, un dios de la muerte. Aunque cada vez que estaba junto a él se sentía más débil, también notaba una extraña opresión en su pecho.  ¿Estaba enfermando? ¿Acaso su tiempo estaba acabando? ¿Por eso un ser tan cercano a la muerte la reconfortaba? 

Tardó un tiempo en comprender que era en realidad aquel sentimiento. Y sólo entonces entendió lo peligroso de estar cerca de él. Con todo, cada vez era más y más incapaz de alejarse. 

Cierto día, aquella angelical criatura se sintió en estado. El miedo y las dudas hicieron que sus semejantes descubrieran el secreto había tratado de ocultar por todos los medios: Un dios de la muerte había engendrado a la criatura que ahora crecía en su vientre. Considerada una traidora, fue expulsada de su mundo y hubo de huir definitivamente al Mundo Humano. Sólo su hermana la quiso acompañar.

El destino del dios no fue benévolo tampoco. Los integrantes de su familia, indignados al conocer que se había unido de aquel modo a un ángel, acabaron con su vida. Él no pudo ni siquiera defenderse, pues había entregado su guadaña a la embarazada como último regalo, lo único que su hijo tendría de él. 

La noticia destrozó el corazón de la embarazada, que no sobrevivió al nacimiento de su hija... Una preciosa niña.


Aquel era el único modo en que Adrienne podía explicar a la pequeña Nicolette su procedencia; un cuento. ¿Cómo iba si no a entender la desdicha y la bendición que supuso su nacimiento una niña de apenas cuatro años?  Con el tiempo pudo hablarle más claramente de su madre y aquel desconocido que era su padre.
Ruptura

El hecho es que Nicolette no creyó del todo aquella historia nunca. ¿Ángeles? ¿Dioses? Era preferible pensar que su tía se reconfortaba mediante cuentos por la muerte de su hermana. Además, la vida ya resultaba lo bastante complicada para un par de mujeres solas en 1934 como para tener que lidiar con fantasías y rarezas que hubieran chocado frontalmente con la mentalidad parisina de aquella época. 

Y mantuvo aquella práctica manera de pensar hasta que cumplió los catorce años, en 1938, cuando, al volver a casa del trabajo (por aquella época trabajaba en una tienda de costura) se encontró a su tía echada en el sillón. Todo hubiera sido tan normal como siempre de no ser por la extraña palidez de su cara.

Creyendo que la mujer debía de estar enferma, la muchacha se acercó a ella con cuidado, por si lo que quería era descansar. Cuando estuvo a un par de pasos, vio una mancha rojiza en su pecho. 

-...¿Tía?- murmuró apenas, con tono ahora preocupado. La mujer, con los ojos vidriosos, se las ingenió para mostrar una pequeña sonrisa que provocó a Nico un escalofrío. -Pequeña... Tengo algo que darte...-la tos que después escapó de sus labios olía a sangre. Nico trago saliva y asintió. Con movimientos torpes, la herida se quitó un anillo oscuro que le tendió a la joven. Después cerró los ojos.

No tuvo con quién ir a vivir después de aquello, así que no hubo nadie que respondiera a sus preguntas. La policía tampoco pareció demasiado interesada en resolver aquel crimen... Sin nada a lo que atenerse desde aquel momento, sin ni siquiera un hogar o un lugar donde esconderse, los años de guerra resultaron especialmente crudos para Nicolette. Pero, a pesar del hambre y el miedo, la muchacha sobrevivió sin verse obligada a huir de su ciudad natal. 

Para entonces la muchacha había terminado por creer los cuentos de su tía, comenzó a ver el mundo tal y como era. 

Un día, mientras estaba sentada en el borde del Puente Nuevo, examinando aquel anillo, su única herencia y riqueza, se le acercó una figura masculina. Pasaron unos segundos hasta que la muchacha quiso prestar atención al desconocido. El hombre sonrió, sus ojos también eran oscuros como los de ella, pero su pelo era blanco canoso.

-No serás jamás una como tu padre- espetó de repente el hombre. Ella no supo qué responder -Jamás podrás usar su guadaña. No eres una como nosotros, niña- y, como si nada, siguió su camino. 

No le dijo nada que no supiera ya. A pesar de que había conseguido a base de esfuerzo que aquel anillo cambiara de forma hasta adoptar la de una guaña de aspecto antiguo, jamás había sido capaz de levantarla del suelo. ¿Era la sangre de su madre la que se lo impedía? ¿Algún tipo de truco o magia impuesta sobre el arma? Ella no lo sabía, pero no estaba dispuesta a obedecer a aquel tipo, al menos no del todo. 


***


Tardó un par de años, pero finalmente encontró a alguien dispuesto a ayudarla. Por un “módico” precio, un demonio herrero que contaba con un horno en los Apeninos, aceptó el modificar el arma para ella:

-...Lo único que necesito es poder usarlo... Me da igual qué tipo de arma sea, menos espadas o guadañas, podré sostener cualquier otra cosa- especificó la muchacha observando al tuerto trabajador. Darle su anillo a aquel cuasi desconocido no tranquilizaba a la no tan joven Nico, pero aquella parecía su única y última opción. -No eches a perder el metal si no es extrictamente necesario...- El hombre sonrió divertido antes de asentir -No, no, no~ Nada se echará a perder~- y se fue a la trastienda a... Trastear. O lo que fuera.

Tras tres días de espera, el demonio la volvió a llamar. A pesar de su cara de sincero aburrimiento, la muchacha no pudo alegrarse más de la rapidez del trabajo, empezaba a estar harta del frío de las montañas. Antes de que el demonio abriera la boca, ella le cortó en seco.

-¿Está lista?- inspeccionó el fardo que cargaba aquel hombre, quien asintió y colocó sobre la mesa dos objetos, su ya conocido anillo. Tras golpear suavemente la sortija, esta se convirtió en un pequeño escudo circular 

-¿...Eso es todo? ¿Cuánto metal has tirado?- resopló mirando al tipo con el ceño fruncido. El hombre se rió ante sus protestas y sacudió la cabeza. Como si fuera lo más natural del mundo, dio la vuelta al escudo y metió una mano dentro hasta el codo. Nicolette abrió los ojos con sorpresa al ver aquello, pero se guardó otros comentarios hasta ver que salía de aquel extraño truco. 

Cuando volvió a sacar el brazo del interior del escudo, llevaba consigo algo alargado un... Sí, parecía un arco -Tada~- sonrió de nuevo. El tipo parecía, de hecho, bastante orgulloso. La joven tuvo que admitir que lo había hecho increíblemente bien teniendo en cuenta las pocas directrices que había recibido. Asintió observando la obra y tras tres segundos de silencio, se atrevió a preguntar por fin: -¿Cuánto me costará?-. El hombre, de nuevo, sonrió: 


No te costará ni oro ni joyas, porque sé que no cuentas con ello. 
Y tampoco pediré tu alma, porque no es pura y no me interesa tener una esencia inútil.
Pagarás mi creación con tus acciones:
Jamás atacarás a uno de mi clase.
Jamás matarás a uno de los míos.
Jamás nos mentirás. Jamás huirás.
Jamás elegirás bando entre luz y oscuridad.

El tipo le tendió la mano. Ella rodó los ojos ahorrándose protestas por la pésima rima mientras se la estrechaba y cerraba el trato. 

Actualidad y cambios

A diferencia de lo que cualquiera pudiera pensar, la vida de Nicolette durante los últimos años ha sido de lo más sencilla, incluso podría llamarse aburrida. Tras pasar un tiempo fuera de su tierra natal, volvió a vivir en París durante un tiempo. Consiguió instalarse de manera estable en la antigua casa de su tía y hacer algún dinero con trabajos no del todo limpios. Aunque se las ingenió para investigar un poco acerca de su familia, no encontró demasiada información de verdadera utilidad.

Cuando se desató la guerra, no pudo optar por uno u otro bando. Pero ¿cuánto hubiera podido aportar ella a aquel conflicto? Ni siquiera le estaba permitido optar por uno u otro bando. Miró desde lejos y cuando llegó la calma puso camino a Issei.


Extras

Poderes

Nicolette cuenta con el poder de crear portales espaciales. Estos portales tienen una forma circular y tienen un tamaño máximo de un metro de radio (dos metros de diámetro).  Por norma general, no se precisa de una superficie sólida que los sostenga (como una pared el suelo, o una mesa), pero es preferible, especialmente con los más amplios. Algunas características y restricciones de este poder son: 

- Los portales son exclusivamente espaciales. No son ni temporales, ni espacio-temporales. 
- Se mantienen abiertos durante sólo unos minutos. (un post de apertura y otro en el que se cierra, tres post como mucho, dependiendo de la velocidad a la que transcurra la acción)
- Una vez abiertos, se cierran solos. Nicolette no puede cerrarlos por sí misma. Del mismo modo, no puede impedir el paso de nadie, sea de la naturaleza que sea.
- Los portales son visibles e identificables (Un agujero negro de dos metros de diámetro llama la atención)
- Ambas entradas del portal sirven tanto de salida como de entrada, es decir, los portales no son de “dirección única”. Cualquiera puede usarlos si se los encuentra o cae en ellos sin más trastorno que un leve mareo o cierta incomodidad (especialmente si es la primera vez que se usa este medio de transporte) 
- Si bien la joven puede elegir el destino, el portal no muestra el lugar. (sigue siendo un agujero negro)
- La entrada y salida del portal parece regirse por la lógica. Es decir, si abre un portal en el suelo, el portal de llegada estará en el techo o, en su defecto, en el aire, más no es predecible su altura (si no hay techumbre).
-Sólo puede tener abierto un portal por vez y debe descansar tras la creación de dicho portal. Le supone un desgaste tanto mental como físico la creación de portales consecutivos de manera que ha llegado a marearse e incluso desmayarse por abusar de este poder. (Máximo 2 portales por tema. Mínimo uno o dos post de descanso entre portal y portal).

A partir de este poder, la joven ha desarrollado dos habilidades: 

Gema Zero: A raíz de las modificaciones realizadas en la guadaña que heredó de su padre (Explicado con más detalle en la Historia) ésta  terminó convertida en un arco (desarrollado más abajo) y un pequeño escudo (sacado de la hoja de la guadaña). En la cara interna de este escudo se encuentra un pequeño portal que lleva a lo que la joven denomina “Gema Zero” un punto espacial no utilizado, forma oval y de volumen indeterminado que la muchacha emplea como guarda-armas. 
- A la Zona Zero se le aplican la mayoría de las restricciones aplicadas a los portales, excepto una: La entrada y salida del portal no se rige por la lógica humana; se trata de un portal que da a un espacio ilógicamente grande teniendo en cuenta su presunto tamaño. {Representación física de Zona Zero}
- El uso de la gema como “guarda-cosas”, así como del escudo como portal sigue estando al alcance de cualquiera. De hecho, la apertura del acceso, si bien es posible gracias al poder de Nicolette, no precisa de su consentimiento. Dicho de otra forma, cualquiera puede meter la mano en el escudo y sacar un arma de la Gema si así le apetece. 
- Dato curioso:  En una ocasión, se quedó encerrada en la Gema. Así que está segura de que debe de tener el tamaño mínimo de una habitación de 5x5 metros aproximadamente.

Flecha-Portal: El propio nombre lo indica, esta habilidad consiste en la capacidad de disparar un portal mediante el arco moldeado a partir de la guadaña de shinigami de su padre (más específicamente, del mango). En un acto de derroche de imaginación, llamó al arco, “Arco Negro”.  
- Al tratarse de un portal corriente, cuenta con todas las características de los portales comunes.
- Además, cuenta con una restricción añadida: Sólo puede lanzar una “Flecha-Portal” con el Arco Negro. Del mismo modo, el Arco Negro no sirve más que para lanzar Flechas-Portal.
- El generar estos portales a distancia suponen mayor desgaste que crear portales normales. (Máximo un portal por tema. Con mínimo un post de reposo).





Debilidades


- Aunque es más ágil y menos torpe que ellos, su cuerpo es tan frágil como el de los humanos y no cuenta con demasiada fuerza. De ahí que prefiera las acciones a distancia. 
- A pesar de que la tela de sus ropajes de shinigami es resistente, simplemente amortigua los golpes. No repele las balas y tampoco es una armadura, ni nada parecido. Además, por lógica, cualquier parte de su cuerpo no cubierta por la tela (cara, manos...) carece de la protección que esta ofreciera.
- Es especialmente débil ante ángeles, shinigamis y demonios. A estos últimos, además y por contrato (Descrito en la Historia) tiene prohibido atacarles. Esta es una prohibición literal y la remarcaremos: NO puede atacar a un demonio. Como mucho, en caso de necesidad, puede defenderse.
- El uso de su poder le provoca desde jaquecas a verdaderas migrañas a corto-medio plazo (de ahí que precise usar gafas en su forma humana). Si bien hasta ahora se ha contenido, un uso prolongado sería capaz de enfermarla de gravedad.


Destrezas Mundanas


Dejando de lado todo lo sobrenatural que pueda tener, la joven Nicolette es y actúa la mayor parte del tiempo como una humana más. Por ello, a lo largo de los años ha ido adquiriendo ciertas capacidades más humanas que de cualquier otro estilo, entre las cuales destacan dos: 
- Debido al trabajo durante su adolescencia como costurera y a posteriores empleos, ha aprendido a coser de manera muy eficiente. Remiendos, zurcidos e incluso sencillos diseños no son un reto para ella.
- Como desde joven ha vivido sola, ha aprendido a cocinar de manera... Aceptable. No es una renombrada chef ni lo será nunca, pero cocina bastante bien.
- Desde hace algunos años practica al piano de manera asidua. No es mala intérprete en este sentido, pero ha demostrado no contar con capacidad alguna para la composición de obras musicales. 


Otros


- Tras el fallecimiento de su tía, adoptó como segundo nombre el de ésta: Adrienne. A pesar de todo, prefiere ser llamada “Nico” o “Nick”.
- Detesta a ángeles y shinigamis por igual. No discrimina.
- Es ambidiestra. 
- Guarda dos pistolas y un rifle de francotirador en la Gema Zero. No guarda granadas ni explosivos porque todavía teme que puedan explotar ahí dentro. 
- Practica piano cuando tiene tiempo y ganas. 
- Ocasionalmente ha mostrado síntomas de alergia estacional. 
- Detesta las arañas. No les tiene miedo, las odia simplemente con toda su alma.
- Le gusta el dulce, pero no lo empalagoso.
- No conoce a su familia, pero siempre ha creído que siguen vivos en algún lado. No pretende conocerlos.



Físico: Akemi Homura - Mahou Shoujo Madoka Magica
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nicolette Beaumont {ID}

Mensaje por Serena Wess el Vie Ene 30, 2015 6:02 pm


Ficha aceptada
¡Bienvenido a Issei! Puedes proceder a hacer tus registros y luego comenzar a rolear.
avatar
Serena Wess
Estudiante
Estudiante

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 18/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.