Enlaces
Año 2026 - Otoño (Min 9°C - Max 19ºC - 21 de Julio - 21 de Septiembre)
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Silence - Élite (apertura!)
Vie Jul 31, 2015 4:00 am por Invitado

» Medianoche Priv. Sheila
Miér Jul 29, 2015 9:59 pm por Sheila Kahl

» PubliForo - Invitacion
Miér Jul 29, 2015 8:13 pm por Invitado

» Security Northwest Academy {Confirmación|Élite}
Miér Jul 29, 2015 2:15 pm por Invitado

» Fate/Corrupt Phantasm - Confirmación Élite
Mar Jul 28, 2015 8:54 am por Invitado

» Fairy Tail Fire up! || Confirmacion
Lun Jul 27, 2015 10:53 pm por Invitado

» Solicita Rol
Lun Jul 27, 2015 7:04 pm por Zetten

» Requiem of Fiore {Confirmación ~ Élite}
Lun Jul 27, 2015 11:36 am por Invitado

» ¡VOLVIMOS!
Dom Jul 26, 2015 9:11 pm por Serena Wess

STAFF



Issei | Webmaster



Serena | Administradora



Sheila | Administradora


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 19 el Sáb Ene 31, 2015 4:32 pm.
El skin fue diseñado para uso exclusivo del foro Issei City por Serena Wess quien hizo la totalidad de los códigos con la tutoria de w3schools y el FDF, créditos a los respectivos autores de las imágenes usadas en el foro las cuáles fueron sacadas principalmente de Google, Weheartit y Tumblr, su utilización nunca es con animo de lucro o apropiación. Ideas y texto por la administración.

Habitación 37

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Habitación 37

Mensaje por Narrador el Mar Feb 17, 2015 3:31 pm

avatar
Narrador
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 16/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación 37

Mensaje por Invitado el Vie Feb 20, 2015 12:05 pm

Vuelvo la vista a la perilla frente a mi introduzco la llave, y hace eso pequeño sonido metálico, abro con cuidado y lo primero es notar que la habitación esta bastante oscura, me fijo a los lados pero no veo el interruptor de la luz, no me esmero mucho mas en buscarlo simplemente, miro al frente con la luz que da del pasillo noto que la habitación esta sola –al parecer llegó de primera– comento mirando mi alrededor una habitación bastante elegante con mucho rojo blanco y gris, me gusta todos esta prolijo y se ve bien un par de sofás y una cama … -una cama– aun no se por que en una cita a ciegas nos dan una habitación no debería ser en algo mas publicó o por lo menso menos no se tan intimo es decir es para conocerlos y ya nos llevan a un cama.

Niego mientras decido cerrar la puerta a mis espaldas paso llave igual la persona que venga tendrá lleve tiro mi llave sobre la cama, y me aseguro de que las luces detrás de la cama estén iluminadas, doy una vuelta y todo se ve mucho mejor asiento y me voy hasta el sofá… -a morirme de aburrimiento– tras un rato así decido que me quedare dormida para cuando sea quien sea llegue así que simplemente me pongo en pie y me voy hasta la ventana las estrellas están hermosas esa noche así que no me preocupo mucho me recuerdo de brazos cruzados contra el cristal .

Mi silueta se refleja en el dejo que mis ojos turquesa se pierdan en al basta noche y tan solo pienso en lo que hare en una habitación de hotel -espero esto sea una buena experiencia– susurro un poco todas mis experiencias debían dejarme un enseñanza no era buena con los sentimientos de hecho carecía de ellos en muchas formas me guiaba por lo que lo que los diccionarios decían de ellos y no es como si eso me ayudara hora mismo solo una pregunta invadía mi mente -¿que clase de persona me esperaba en esa habitación o mas bien que clase de persona esperaba yo?– mire mi reflejo en el cristal y esperaba no asustarla no era muy buena socializando por mi aspecto pero que más da esto es lo que soy.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación 37

Mensaje por Markus Kaisser el Mar Feb 24, 2015 2:02 pm

Y ahí estaba frente a él. La modesta puerta que simboliza una hora en una noche en la que podría estar haciendo cosas mucho más productivas. Si podía soportar a lo que sea esté del otro lado sería mucho más ameno, pero ante el anonimato tenía sus precauciones y temores. Llevó la llave a la cerradura lentamente y con un aire letárgico a su alrededor. No quería darla vuelta. No, no quería. Pero debía. Suspiró anticipándose al encuentro pero algo interrumpió su cansino ritual digno de un antisocial. Escuchó un potente “crack” antes de que su mano se liberara de la puerta y saliera para un costado con una pequeña barra de metal grisáceo entre los dedos. Cuando vio en su mano notó la rotura en la parte superior de la llave, y de como ésta se había desprendido dentro de la cerradura. Lo que faltaba. ¿Debía considerar esto como un mensaje celestial de abandonar toda esta locura? Seguramente no, y pensó en aquel idiota de la recepción que le había visto con ojos picaros antes de marcharse. ¿Y ahora qué? Vio su reloj y la hora en la que supuestamente debía conocer a aquella persona ya había comenzado. No quería empezar con el pie izquierdo por lo que trató por todos los medios lo más rápido posible sacar el trozo de metal de dentro de la puerta, pero los esfuerzos eran infructíferos. No fue hasta que Visor metió su pico que sacó lo que quedaba. ¡¿Y ahora qué?! Por más que lo intentara tampoco podría entrar. Estaba condenado de todas formas a ir a la planta baja para pedir otra y pagar una copia, al menos sabía que hoteles ya dejaban de tener su confianza.

Una fugaz idea pasó por su cabeza antes de iniciar con el primer escalon. Quizás la otra persona ya estaba dentro, y no solo eso, debía ser sorda para no haberlo escuchado forcejeando con la puerta. Quizás le hablo o preguntó algo, pero como estaba tan absorto en su tarea no le había prestado atención.

Volvió hacia la entrada y golpeó suavemente al principio pero luego aumentó un poco su fuerza. No quería asustar pero tampoco quería que no se le escuche, y para alguien acostumbrado a tumbar puertas mientras está en operativos, eso era una tarea algo difícil. ¿Cuántos minutos habían pasado ya? ¿Siete? No era tanto realmente. Luego de confirmar que hasta el más distraído pudiera escuchar sus golpes, habló bajo con tal de que los cuartos aledaños no noten su presencia ni sepan lo que pasó.

¿Hola? Estoy aquí por aquello de las Citas a Ciegas. Mi llave se… —no quedaba otra que tragarse su orgullo y admitir lo estúpido de la situación— rompió mientras intentaba entrar, si hay alguien, ¿sería tan gentil de por favor abrirme?

Iba a matar a aquel recepcionista, joder que lo haría.


WE ARE FFB:


Gracias, Arisu! Ich liebe dich!

Narro! Pienso! »| Hablo!
avatar
Markus Kaisser
Funcionario
Funcionario

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 25/01/2015
Localización : Issei

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación 37

Mensaje por Invitado el Miér Feb 25, 2015 11:34 am

Los minutos empezaron a correr y tal parece que nadie iba a llegar.. Por tanto preferí esperar sentada si no llegaba nadie que ya estaba pensando aquello por lo menos no me cansaría estando de pie. Miro mi ropa que es de las pocas que tengo y parece limpia a pesar de ser blanco, juego con mis mano un poco mas mientras miro la cama que se ve bastante cómoda para descansar, me acerco a esta y me siento de una sola vez provocando que rebote un tanto en ella repito aquello un poco más por que me divierte la cama se desarregla un poco peor no le doy importancia sigo saltando sobre ella mientras espero impaciente.

Hasta que por fin escucho un ruidito en al manilla, de la puerta ese ruidito metálico que se da cuando chocan dos metales o forcejees me pare rápidamente y alise la cama lo más que pude y me senté en uno de los sofás, pero de la nada el ruido sea y ahora que paso, me quedo esperando pero nada pasa ni siquiera escucho ruido me fijo por la rendija inferior de la puerta y no noto ninguna sombra, decido ponerme de pie y abrir la puerta lo hago pero no ahí nadie. Termino por encogerme de hombros y pensar que fue solo mi imaginación, a los pocos segundos escucho ruido en al puerta de nuevo es una vos que habla calmadamente y en un tono bajo pero claro.

Me acerco a al puerta y le escucho decir que rompió la llave y no se que mas, -claro– comento girando al milla para encontrarme con al persona que a de estar muy nerviosa para romper la llave de la habitación –buenas noches señor– comento cordialmente mientras me hago a un lado para que el albino pase, aunque el ave que lleva en el hombro es quien roba toda mi atención inconscientemente le sonrió a esta aunque bueno no se notase por mi mascara. Una vez entro cerré la puerta tras de el y me gire –que curiosa ave– fue lo único que alcance a decir a primera impresión incluso extendí mi mano a esta esperando que no me rechazase o me picotease, pero era inevitable desde que vivía como humana o por lo menos lo intentaba, lo que mas me fascinaba era la naturaleza y los animales—oh disculpe mis malos modales mucho gusto Halibel Tier– extendí mi mano en busca de la ajena como un saludo cordial.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación 37

Mensaje por Markus Kaisser el Lun Mar 09, 2015 2:57 am

No era buena idea intentar tocar a Visor siendo un extraño, y habría jurado que el ave le arrancaría el brazo de no ser por algo peculiar: estaba de buen humor. No solo se dejó acariciar levemente por la mujer, si no que pareció él acariciar su mano con su cabeza, tal como un gato con su amo. Eso no quitó que sus garras cambien de posición, estaba firme en el hombro de Markus sin moverse ni un milímetro, pero algo en ella le caía bien, o al menos le inspiraba confianza. Pocas veces había ocurrido que a Visor le agrade una persona, y nunca se equivocaba respecto a los demás, por lo que instantáneamente le dedico una pequeña y confianzuda sonrisa que espero que viera.

No es tan curiosa como cree, es solo un ave con un ego bastante grande y muy orgullosa. —se ganó un pequeño picotazo en medio de la cabeza. No dolió pero fue comparable con un golpe que le daría un amigo de forma burlesca. — ¿Qué…? Bueno, es un ave muy curiosa y única. Totalmente humilde y nada egocéntrica. Sí, es totalmente amigable con extraños. —El animal no era estúpido, y con una mirada penetrante observó a Mark unos segundos dudando si darle otro picazo o dejar pasar el sarcasmo.

La tomó de su mano, aquella identificada como Halibel no parecía ser una persona con algún problema más que sus raras y provocativas ropas, pero en Issei… que va, todo podía contar. Sacudió arriba y abajo en un saludo respetuoso y cordial.

El gusto es mio, señorita Tier, mi nombre es Markus Kaisser, sargento de la fuerza policial de la ciudad. Por cierto… el águila se llama Visor. —Agitó su pico y salió volando apoyándose en una mesa de madera lisa y brillante, muy delicada que no podía resistir las potentes garras. Se rallaba con cada movimiento que el ave hacía.

Mark no esperó a recibir alguna pregunta con intención de conocerse con la que debía ser su pareja de habitación, y mientras caminó hacia un sofá para sentarse, acarició el puente de su nariz con las manos. Estaba muy cansado, y la idea de trabajar el día siguiente lo ponía como loco. Se desplomó como si fuera un muñeco sobre el holgado asiento para después fijar su vista en la dama cerca de él.

¿Quiere… comer o beber algo? —con algo debía romper el hielo, pero algo le decía que no era el indicado para comportarse de manera social de golpe.


WE ARE FFB:


Gracias, Arisu! Ich liebe dich!

Narro! Pienso! »| Hablo!
avatar
Markus Kaisser
Funcionario
Funcionario

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 25/01/2015
Localización : Issei

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación 37

Mensaje por Invitado el Miér Mar 11, 2015 5:31 pm

Curiosamente el ave fue muy cordial conmigo apenas extendí mi mano para tocarlo, el no dudo ni por un momento en rosar su cabeza en mi mano, mas parecía el que se acerco a mi para acariciarme que yo a el lo cual me agradaba por de mas, dejo que se rose a gusto mientras lo rodeo con mi mano parece mas amable de lo que creí –siempre lo he dicho los aunque una apariencia dura nos cubra por dentro podemos ser seres muy afables– comente mientras seguía acariciando el ave.

Casi me dieron ganas de reír viendo como el ave resuelta ser muy inteligente y sabe cuando su dueño habla mal de ella, claro que no era lago que en mi expresión se viera fácilmente peor se vislumbra una pequeña mueca que puedo llamar sonrisa ante aquello –lo digo por que es muy extraño verlas cercas de alguien mucho mas así tan confiada a de ser un buen amo– asiento ante su nueva presentación del animalito es verdaderamente curioso el trato de ambos –¿se entienden?- pregunte ante lo obvio debían tener un fuerte vinculo.

El toma mi mano para identificarse al fin, yo correspondo el saludo , que es un sutil balanceo de arriaba abajo –señor káiser visor, un placer espero ser de agrado esta noche para ustedes no soy diestra en este tipo de cosas, así que sargento un trabajo ajetreado tomando en cuenta los delitos de una ciudad grande– miro como ave alza vuelo y se va a una mesa –espero que el servicio de citas se encargue de esos rayones– comento al aire mientras miro las filosas garras del animal.

El toma asiento y yo lo sigo sin hace mucho mas, puede que el tampoco fuera diestro en esto suspiro –si claro algo de beber estaría bien con algo para succionar estaría bien– no acostumbro mostrara mi rostro si no estoy segura de que el ser que esta frente a mi es una raza diferente humanos los humanos nunca me ven de buena manera ven mi verdadero rostro no este –y dígame como llego hasta acá, a la cita me refiero, yo lo hice por que suelo probar cosas nuevas soy algo nueva en la ciudad y debía conocer personas por eso lo intente– por no decir que era nueva en el mundo humano, y no sabía de anda preferí decir aquello.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación 37

Mensaje por Markus Kaisser el Sáb Mar 14, 2015 12:02 am

Gracias. Aunque si hablamos de amos, creo que yo he recientemente yo he sido la mascota faldera que cede ante sus caprichos, después de todo… bueno, es lo único que me queda de familia. —No deseaba dar lástima, pero tampoco quería mentirle. Ese comentario, confiaba, sería lo suficientemente profundo como para dar a entender el estrecho vínculo entre Visor y él, y lo suficientemente delicado como para que la mujer no haga más preguntas al respecto por respeto hacia un completo desconocido que acababa de conocer. — Y sobre entendernos, realmente me sorprende como él casi es capaz de comprender lo que le digo, incluso con palabras que él no conoce o con las que no haya sido entrenado. —El animal fingió cierta humildad volteando su cabeza y levantando su pecho levemente, aunque era más orgullo que cualquier otra cosa. Visto de esa forma, imponente y altanero era quizás la forma más directa de describir a Visor. Toda un águila imperial, dispuesta a todo por no perder su control sobre el escenario ni su vista sobre cada uno, toda un “Markus”. Por eso eran la pareja perfecta… generalmente.

Separó su mano cuando el saludo terminó y bufó algo cansado cuando mencionó las responsabilidades que caían bajo su espalda. Sin querer le había recordado todo por lo que tenía que pasar el día siguiente y la tediosa rutina de siempre.

Sí, es bastante tedioso en estos momentos estar al frente de la policía, incluso parcialmente. No puedo imaginar todas las cosas que el jefe general debe soportar… —«Ni como será» pensó por adentro, ya que Markus nunca había visto al superior de toda la policía. Había escuchado de él por parte de otros sargentos y comisarios, pero jamás tuvo la oportunidad de conocerlo. —¿Esos rayones? Considéralos un regalo de mi parte al imbécil de recepción... —habló sin pensar, ella desconocía muy posiblemente su altercado anterior, pero agradeció el cambio de tema para nada sutil de ella sobre los motivos del porqué se prestó a una cita. ¿Qué le diría? ¿“Me presionaron en el cuartel”? ¿”Me cansé de ellos y les dije que lo haría”? Ah… eso no suena nada bien, si quería buscar una excusa debía encontrarla rápido. Los segundos pasaban e hizo un ademán pensativo para no quedar mal parado ni provocar un silencio incómodo.

Pues como dije, mi trabajo me provoca mucho estrés. Así que una noche fuera en la que seguramente me divierta era digna de aprovechar, más ahora que veo que usted se comporta de manera formal y agradable. Y para mejor, le ha caído bien a Visor. —Se pausó unos segundos y sonrió pícaramente. — Aunque ahora que lo pienso, también él me obligó a estar aquí. Es la primera vez que lo veo tan entusiasmado, y si es con una cita… eso solo me hace sospechar que andas alzado, ¿verdad bestia con plumas? —Visor se limitó a emitir un gemido bajo. Markus mientras reía ante tal reacción. Se levantó y apretó un botón sobre una mesa junto a la cama, una luz roja parpadeo hasta que una voz del otro lado le preguntó que necesitaban.

¿Podría traer una taza de café, dos terrones de azúcar y aunque suene extraño, un plato con carne cruda? —miró a la mujer levantando una ceja. — Es para el ave, no te preocupes, no soy un monstruo. ¿Usted que va a pedir, señorita Tier?


WE ARE FFB:


Gracias, Arisu! Ich liebe dich!

Narro! Pienso! »| Hablo!
avatar
Markus Kaisser
Funcionario
Funcionario

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 25/01/2015
Localización : Issei

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación 37

Mensaje por Invitado el Dom Mar 15, 2015 1:25 pm

Y bueno si podría ser imprudente aunque no le pregunte nada malo, peor supuse que no quería seguir hablando de aquello por lo que no hice ningún otro comentario al respecto, si se le podía decir imprudente –bueno recuerdo una ocasión en al que vi un programa de televisión, donde decían quien crees que es mas inteligente el amo que tiene a la mascota solo como compañero o la mascota que tiene al amo como fuente de alimento de compañero de aseo y abrigo– imite lo que el llaman una sonrisa aunque claro no podría verla por mi mascara –así que bueno resultan ser mas inteligentes que nosotros o solo se aprovechan de esa necesidad de no querer estar solos que los seres vivos tenemos, aunque sigue siendo una simbiosis tu das yo doy aunque no den menos de lo que les damos-
 
Una vez sentados en la el sofá mirando al ave hacer sus actos de superioridad tal vez –las animales resultan ser muy intuitivos, le comento antes de escuchar lo de la policía verdaderamente debía ser un trabajo agotador para el encargado principal, eso no lo podrían en duda me preguntaba si era igual de interesante que agotador. –estoy segura de que le gusta su trabajo con todo y lo pesado que sea, o si no por que otra razón lo soportaría se puede ganar dinero de muchas maneras-
 
No se si debí dar mi opinión sobre eso pero ya lo había hecho así que no había vuelta atrás –al de la recepción ¿paso algo? con migo fueron realmente amables– le comento tranquila sin dejar de mirarlo acostumbraba siempre mirar a las persona cuando hablaba, si algo había  aprendido eran las normas de cortesía de los humanos, eso te ayudaba a por lo menos no dar una mala impresión ante los demás y con mi apariencia ya me bastaba después de todo.
 
Tras escuchar su respuesta sonrió inevitablemente, no tengo que solo imitar es algo que nace solo al escucharlo –espero no aburrirle entonces, eso quiere decir que visor quería conocerme o bueno conocer a su cita, bien visor espero ser una cita digna de ti– comento sonriente algo fuera de lo común en mi, y puede que aquello sonara como broma aunque lo decía enserio de cierto modo, al verlo levantarse para llamar por algo de comida, -claro que imagine era para el ave , creo que una ensalada de frutas esta bien con mucha pera– aclaro al final espero a que termine de hacer el pedido –¿y dígame que clase de bestia es usted? Evadiendo el hecho de la carne cruda, puedo sentir las auras– le comento haciendo retroceder alguno de los mechones de cabello de mi rostro.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación 37

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.